Intoxicación con Benceno, tolueno y xileno

297

Productos químicos examinados en esta sección
En la presente sección se examinan tres hidrocarburos aromáticos, el benceno, el tolueno y el
xileno.
Usos y abuso
El benceno se utiliza en numerosos procesos industriales y como aditivo del combustible de los
motores. No suele entrar en la composición de productos domésticos.
El tolueno y el xileno se utilizan en muchos procesos industriales. También se emplean como
solventes y removedores de pegamentos y pinturas, en el hogar y en los lugares de trabajo.
Algunas personas utilizan abusivamente o inhalan («esnifan») pegamentos u otros productos
que contienen tolueno o benceno.
Mecanismo del efecto nocivo
Estos productos químicos afectan al cerebro y al corazón. La exposición crónica al benceno
afecta a la producción de glóbulos rojos, lo que provoca anemia, y puede causar leucemias
(cánceres de la sangre).
En forma líquida, estos productos químicos ejercen un efecto irritante en la piel y los ojos y, si
se ingieren, pueden provocar edema de pulmón. Los vapores son irritantes para los ojos, la
nariz y la garganta y en el caso del tolueno y del xileno, pueden causar edema de pulmón.
Grado de toxicidad
Todos estos productos químicos son tóxicos si se inhalan o ingieren. La exposición aguda
puede causar la muerte repentina. El abuso de estos productos produce habituación y puede
generar dependencia.
Peligros específicos
Las personas que utilizan abusivamente solventes a modo de drogas no sólo se exponen a los
efectos tóxicos del producto sino que corren también el riesgo de asfixiarse si respiran el
solvente dentro de una bolsa de plástico o de sufrir traumatismos cuando experimenten
alucinaciones. También es peligroso trabajar con productos químicos de este tipo si no se
toman medidas de protección o se adoptan precauciones adecuadas.

Sintomas y Signos

Benceno
Exposición aguda
• Por inhalación o ingestión:
– euforia,
– debilidad,
– dolor de cabeza, mareos,
– náuseas, vómitos,
– visión borrosa,
– irritación de la nariz y los ojos,
– sacudidas musculares, temblores,
– movimientos incoordinados, marcha tambaleante,
– sensación de opresión torácica y respiración superficial, tos, dificultad respiratoria,
– pulso irregular, trastornos del ritmo cardíaco,
– inconsciencia,
– convulsiones,
– edema de pulmón.

• En la piel:
– enrojecimiento,
– piel seca y ampollas.
• En los ojos:
– dolor,
– enrojecimiento y lagrimeo,
– la luz hace daño en los ojos.
Los ojos pueden sufrir lesiones.
Exposición crónica
• Por inhalación:
– dolor de cabeza,
– vértigos,
– inapetencia,
– cansancio,
– trastornos sanguíneos (anemia, disminución de los glóbulos blancos).
• En la piel:
– piel seca,
– ampollas.
Tolueno y xileno
Exposición aguda
• Por inhalación:
– excitación, euforia, dolor de cabeza,
– vértigos,
– náuseas,
– debilidad,
– somnolencia,
– incoordinación y marcha tambaleante,
– confusión,
– irritación de los ojos, la nariz y la garganta,
– inconsciencia,i
– edema de pulmón, neumonitis química,
– pulso irregular, alteraciones del ritmo cardíaco,
– posible paro cardíaco o respiratorio.
• Por ingestión:
– náuseas, vómitos y diarrea,
– neumonitis o edema de pulmón y los mismos efectos citados para casos de inhalación.
• En la piel y en los ojos:
– lo mismo que con el benceno.
Exposición crónica
La inhalación repetida puede provocar:
– debilidad muscular,
– dolor abdominal, vómitos de sangre,

– lesión cerebral,
– trastornos nerviosos y musculares de miembros superiores e inferiores,
– lesiones del hígado y los riñones.
Qué hacer
Aleje al paciente de los gases tóxicos o de los derrames de líquido. Protéjase usted mismo con
equipo de protección respiratoria y ropa adecuada.
Administre los primeros auxilios (ver Capítulo 5 del Tomo I – Parte General). Si el paciente deja
de respirar, mantenga libre la vía aérea, límpiele los labios para eliminar el producto químico y
realice respiración de boca a boca. Hágale masaje cardíaco si el corazón deja de latir. Si el
paciente está inconsciente o somnoliento, póngalo de costado en posición de recuperación.
Vigile cada 10 minutos su respiración y no deje que se enfríe.
En los ojos
Lávele los ojos con agua durante 15-20 minutos por lo menos.
En la piel
Quite inmediatamente al paciente la ropa contaminada, sin olvidar zapatos, medias, alhajas y
otros accesorios (pañuelos, hebillas, etc.). Lávele a fondo la piel con jabón y agua fría durante
15 minutos, utilizando si es posible agua corriente. Evite que el producto le contamine a usted
la piel o la ropa.
Traslade el paciente al hospital lo antes posible. Si ha ingerido o respirado el producto químico,
hágalo permanecer en reposo, por el riesgo de problemas cardíacos.
Qué hacer si se demora el traslado al hospital
En caso de ingestión de la sustancia: si el sujeto está plenamente consciente, respira con
normalidad y no ha sufrido convulsiones:
• No se aconseja provocar el vómito.
• El carbón activado NO es efectivo.
• No le dé ninguna bebida o alimento graso.

5