BENEFICIOS DE HACER MEDITACIÓN

80

El mundo actual es muy distinto del que veía Budha hace 2500 años cuando comenzó a enseñar meditación a sus primeros discípulos, sin embargo las necesidades y las motivaciones humanas que nos impulsan a practicar meditación son las mismas que en ese momento.

En el lenguaje original en el que sus enseñanzas están plasmadas, el sánscrito, existen muchas palabras para definir distintos momentos que se experimentan en la práctica normal  dela meditación. Nosotros tenemos solo una palabra para definir ese concepto, lo que hace que sea más difícil comprenderlos distintos estadíos. En este momento de la Humanidad, la velocidad en la transferencia de la información es el factor evolutivo principal y al mismo tiempo el mayor creador de estrés.

Hoy en día una persona entra en contacto voluntaria e involuntariamente con una infinita red de información, tanto real como virtual. Esa información está a su disposición y rodea masivamente su conciencia. La pulsión por interpretarla puede disparar niveles de alerta permanente, estados de tensión y preparación para la respuesta que se traduce orgánicamente como más cortisol y más estrés.

Podemos resumir que la meditación es el entrenamiento de la mente en la capacidad que tiene para autopercibirse y reconocer su propia naturaleza, haciendo foco en lo primordial: su ser.

Esa autopercepción interna es diametralmente opuesta a la que vivimos en lo cotidiano. Actualmente el influjo de la sociedad se concentra en  buscar afirmaciones del yo basado en referencias externas que suelen ser cambiantes y frustrantes como la moda: la veneración al éxito externo, a la fama o el reconocimiento social como ejercicio de autovaloración. Esta valoración de lo externo por sobre la esencia real del ser puede tomar distintos disfraces: el cuerpo, la ropa, los títulos ganados o la cantidad de dinero que poseemos: todos son accesorios de la verdadera identidad que habita en la conciencia del ser.

Esto de salirse constantemente en experiencias fuera de nosotros mismos, experiencias o cosas creados por otros nos aleja del verdadero centro y nos deja alienados, desorientados y con una enorme sensación de vacío. El afuera no puede darme lo que el adentro produce en abundancia.

La conciencia del ser interno es encontrada a través de la búsqueda interna y surge después de soltar los ruidos externos que nos distraen y confunden.En ese sentido la práctica de la meditación enfoca la conciencia en dirección el ser real, que es eterno mas allá de todo, que vive dentro y que se expresa a través de todas esas cosas ilusorias, reales o virtuales, accesorias de la personalidad.

Por eso desde elprimer momento, la práctica de la meditación consiste ensacar del foco lo externo y priorizar lo interno. Quien soy realmente, que amo, que quiero expresar en mi vida, como quiero vivirla, son algunas de las respuestas que se encuentran dentro.

Al comenzar las primeras prácticas y observar nuestro interior solemos sorprendernos al ver quela mente suele estar aturdida y desordenada. Acostumbrada a tener que ser multitasking perdió el enfoque y ahora deberá aprender a sostenerse en una sola y humilde dirección: hacia dentro. Como en un abanico, hay que moverse al vértice.

Por eso al principio, cuando comenzamos a tratar de meditar es recomendable dejar que fluyan los pensamientos que son función natural de la mente. Observarlos sin inmiscuirse con ellos es todo un desafío. Lentamente el practicante descubre que “no es sus pensamientos”, estos se encuentran separados de él: su conciencia está un poco más arriba de eso que se piensa. A partir de ahí se abreuna puerta de crecimiento y exploración apasionante.La mente se calma, se limpia y se ordena. La persona comienza a pensar con claridad y se puede enfocar en lo que quiere. Ya no somos prisioneros de nuestros pensamientos,ya no nos arrastran a donde ellos desean. Ese es el principio de la libertad. Libertad para crear, para pensar y finalmente para hacer. Meditar te libera.

Es por esa razón que cada vez más médicos y terapeutas recomiendan practicarla. Incluso muchas  empresas invitana sus empleados aprácticas de meditación. Al mejorar la autopercepción y el sentido del SíMismotodo mejora, incluyendo las relaciones interpersonales dentro del tiempo laboral, la creatividad, la productividad y el estado de salud general de las personas se ve beneficiado.

Existen un montón de herramientas para mejorar nuestra práctica de meditación: mantras, música, cuencos de cuarzo o de metal, danzas o mandalas, pero estemos donde estemos siempre contamos con el mejor aliado: la respiración.

La respiración es una actividad automática que se vincula orgánicamente y que puede expresarse como consecuencia de un estado mental, emocional o físico. Es por esa razón que también podemos hacer el camino inverso y utilizarla para crear un nuevo estado.Esto ocurrede manera natural al hacer de la respiración un hecho conciente. Una respiración profunda dura unos diez segundos y cuando estamos agitados en menos de tres segundos hicimos un ciclo completo. Es decir que gracias a la cualidad increíble de enlace cuerpo – emoción – mente que tiene la respiración podemos cambiar cualquier estado en muy poco tiempo.

Monika Correia Nobre
Fundadora y Directora Astroflor / Instructora de Meditación y Astróloga
http://www.astroflor.com.ar
5