Nuevos tratamientos para la leucemia y el linfoma de células T

125

Nuevos programas de tratamiento para la leucemia y el linfoma de células T prolongan la vida de pacientes más jóvenes

Un estudio grande realizado en niños y jóvenes adultos hasta 30 años de edad con leucemia linfoblástica aguda de células T (T-cell acute lymphoblastic leukemia, T-ALL) y linfoma linfoblástico de células T (T-cell lymphoblastic lymphoma, T-LL) halló que al agregar dosis en aumento de un fármaco llamado metotrexato (diversos nombres comerciales) al tratamiento estándar, la supervivencia mejoraba.

El tratamiento estándar es la quimioterapia combinada con fármacos conocidos como régimen de Berlín-Frankfurt-Münster (BFM) aumentado del Grupo de Oncología Infantil (Children’s Oncology Group, COG).

Además, los niños y jóvenes adultos con un riesgo moderado a alto de T-ALL recidivante después del tratamiento, que recibieron nelarabina (Arranon) más el tratamiento estándar, tuvieron una probabilidad más alta de supervivencia. La nelarabina es un tipo de terapia dirigida que ha sido usada previamente para tratar la T-ALL y el T-LL que no responden al menos a 2 tipos de quimioterapias o que son recidivantes después del tratamiento.

Los 1,895 participantes del ensayo clínico recibieron el régimen de quimioterapia estándar para la T-ALL y el T-LL. Los participantes también fueron asignados aleatoriamente para recibir dosis altas de metotrexato en un hospital o dosis en aumento de metotrexato en un centro de tratamiento.

Además, los participantes que tenían riesgo moderado a alto de leucemia o linfoma recidivante recibieron lo siguiente:

  • Nelarabina más metotrexato y radioterapia al cerebro.
  • Un placebo, o fármaco inactivo, más metotrexato y radioterapia al cerebro.

En general, el 90 % de los niños y jóvenes adultos en este estudio vivieron al menos 4 años. Además, el 84 % no presentó signos de cáncer durante el período de 4 años. Entre los participantes con T-ALL que recibieron dosis en aumento de metotrexato, casi el 90 % no tenía cáncer a los 4 años, en comparación con el 78 % de los que recibieron dosis altas de metotrexato. De los participantes con T-ALL, casi el 89 % de los que recibieron nelarabina no tenían cáncer después de 4 años, en comparación con el 83 % de los que no recibieron nelarabina. Los participantes con T-LL no se beneficiaron de la adición de nelarabina, pero más del 85 % no tenían cáncer después de 4 años.

¿Qué significa esto? Los niños y jóvenes adultos con T-ALL de diagnóstico reciente pueden beneficiarse con la adición de nelarabina. Aquellos tratados con quimioterapia estándar que recibieron dosis en aumento de metotrexato vivieron más que los que recibieron dosis altas de metotrexato.

5