Fibromialgia: cuando todo duele

37

Se la conoce como una enfermedad paria porque aún no se conoce su origen. Es llamada por los médicos como la “enfermedad en que todo molesta”. Por qué cuesta tanto llegar al diagnóstico

La mayor parte de personas que padecen fibromialgia son mujeres que acuden a los consultorios y rotan de médico en médico buscando una solución que nunca encuentran. Casi siempre salen con una receta de un psicofármaco, ya sea ansiolítico o antidepresivo, y un antiinflamatorio.  Y muchas veces estas mujeres son tomadas como hipocondríacas, histéricas y terminan en un psicoterapeuta.

A la luz de los conocimientos actuales, el origen de la fibromialgia es una enfermedad del músculo, por eso hay dolores musculares en diferentes partes del cuerpo que van rotando. El músculo tiene una usina eléctrica que le da energía para su movimiento, esta usina se llama mitocondria. Los músculos son la parte de nuestro cuerpo que más mitocondrias poseen.

La causa de esta enfermedad estaría dentro de las mitocondrias y sería transmitida por hombres y mujeres pero padecida por las mujeres debido a que la parte genética de la mitocondria se hereda de la madre.

Ocurre que cuando un bebé es fecundado se produce la unión entre el óvulo y el espermatozoide, en ese momento el espermatozoide pierde su cola y se une solamente el material genético del óvulo con el material genético de la cabeza del espermatozoide.

Hoy sabemos que en la cola del espermatozoide hay otro material genético, que corresponde al ADN de la mitocondria y que no forma parte de la fecundación.

Por esta razón si el problema inicial es el mal funcionamiento de las mitocondrias y esto tiene un origen genético lo más probable es que sea heredado por el ADN  de la madre y no del padre.

Así es que los dolores reales que sienten las pacientes son porque falla la usina eléctrica que da energía al músculo, por lo que podríamos decir que sufre una carencia interna. Esto le produce síntomas que se pueden comparar a calambres intermitentes muy fuertes y duraderos dado que no existe la posibilidad de un movimiento muscular normal.

Es una enfermedad crónica que puede conducir, por los dolores, a un desgaste anímico, comenzando por ansiedad y depresión, pero su causa no es cerebral.

Hasta ahora no se logra un diagnóstico claro ni por análisis clínicos ni biopsia del músculo, debido a que la falla de las mitocondrias es funcional. Deberíamos poder testear el funcionamiento de las mitocondrias de las personas para llegar al diagnóstico correcto.

A la luz de estos nuevos conocimientos se practican tratamientos que mejoran la acción de las mitocondrias aportándoles las sustancias que le son necesarias para su mecanismo, y, ante la sorpresa de las pacientes, la mejora es muy importante, lo cual avala el origen muscular (orgánico) de esta enfermedad.

Todos los cuidados paliativos: masajes, relajación, yoga, son positivos pero no llegan a solucionar el problema dado que no van al origen del mismo.

La asociación entre una verdadera fibromialgia y la hipocondría se da porque no hay un diagnóstico posible y cuando la mujer va al médico todos los estudios resultan normales, no tiene dolores articulares y además, los dolores musculares son migratorios. Por esta razón los profesionales lo confunden con cuadros psicológicos y así las medican.

La verdad es que dar con un diagnóstico cierto es difícil pero el origen es realmente muscular y lo mejor para nuestra visión es iniciar el tratamiento con los nutrientes que mejoran la actividad muscular. El resultado positivo y la mejora de la paciente es lo que brinda la certeza del diagnóstico.

Dra María Alejandra Rodríguez Zía (MN 70.787)

Médica Clínica UBA / Endocrinología UBA

http://www.orthomolecular.com.ar/

 

5