IAPOS- Santa Fe – Los Psicólogos cortan las prestaciones

25

Reclaman por el cambio en la modalidad de pago y también denuncian atrasos. La obras social analiza dar de baja a los profesionales que no atiendan a sus afiliados.

El grupo de psicólogos autoconvocados decidió cortar el servicio a los afiliados de Iapos a partir de la semana que viene en el centro norte de Santa Fe. Denuncian que hay atrasos en los pagos y no están de acuerdo con la modalidad que implementó la obra social de los empleados públicos para pagar las prestaciones.

“Recién el viernes pasado cobramos las consultas de los pacientes que atendimos en enero”,  aseguró  Amalia Zanitti, integrante del grupo de psicólogos autoconvocados. También explicó que el Iapos estableció un montó fijo para todas las prestaciones de los psicólogos y si hay más atenciones que las que permite cubrir esa suma se reduce el monto que pagan por cada consulta.

“A partir de marzo, la consulta se actualizó a $ 232 pero en las liquidaciones comenzamos a ver valores de $ 180 y $ 190,70 pesos por el impacto de esta nueva modalidad, que nunca nos comunicaron. Frente a esta situación, esta semana los profesionales notificaron a los pacientes que se le cortará el servicio al Iapos desde la semana que viene”, insistió Zanitti.

En el centro norte de Santa Fe hay unos 320 psicólogos que trabajan en el padrón de Iapos en forma independiente. En Rosario, el vínculo y las negociaciones con la obra social la gestiona el Colegio de Psicólogos, pero en la capital provincial no fue posible llegar a un acuerdo. “Lo que sucede es que aquí el colegio pide que al menos se reconozca el arancel ético, que es de $ 500”, recordó la psicóloga.

María Soledad Rodríguez, directora del Iapos, aseguró que las demoras en los pagos ya se normalizaron. “Logramos regularizar la situación y estamos al día, salvo algún caso puntual que tenga alguna dificultad administrativa”, destacó.

La decisión de cambiar la modalidad de pago de las prestaciones —y sumar este criterio del índice—, según la funcionaria, se relaciona con la necesidad de lograr un presupuesto equilibrado y estable entre las distintas prestaciones. “El año pasado, las consultas de psicología aumentaron un 30%, sin un cambio en la población”, precisó Rodríguez.

Frente a la escalada en el conflicto, la funcionaria también advirtió que la obra social puede dar de baja del padrón a los psicólogos que decidan no atender a sus pacientes.

5