Mejorar la vida con EPOC es posible

41

La enfermedad de EPOC es mucho más que “la tos del fumador”. Se trata de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica potencialmente mortal. De hecho, es la tercera causa de muerte en el mundo. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), en 2012 murieron por esta enfermedad más de 3 millones de personas.

Pese a todo, en la sociedad existe un gran desconocimiento de lo que es la EPOC y de lo que implica para quienes la padecen (y para quienes les rodean). Algo que no ayuda a evitar la ansiedad, depresión e, incluso el aislamiento social que sufre este tipo de pacientes.

Ya es que cualquier actividad de la vida cotidiana, por muy sencilla que parezca, puede convertirse en un imposible para quienes sufren EPOC en estado avanzado. Al tratarse de una enfermedad de las vías respiratorias, la sensación de ahogo que provoca puede llegar a ser constante y muy intensa.

Lo más beneficioso que ha traído la innovación tecnológica para mejorar la vida de los pacientes de EPOC ha sido, según subraya Palicio, los sistemas actuales para la oxigenoterapia portátil. Hasta su llegada, muchas personas con EPOC necesitaban concentradores de oxígeno de difícil transporte durante al menos 16 horas al día, lo que les obligaba a permanecer durante todo ese tiempo en su casa.

Afortunadamente, hoy existen soluciones que mejoran notablemente la vida de los pacientes. Philips, a la cabeza de la innovación tecnológica en salud, permite a estas personas llevar una vida activa e independiente a pesar de su enfermedad gracias a los concentradores de oxígeno portátiles.

Enfermos de EPOC que, hasta ahora, no podían salir de sus casas, pueden ahora realizar actividades con total autonomía. Actividades, como cantar, que antes podían resultar impensables para pacientes de estas características.

Descubre la historia del coro integrado por pacientes de EPOC

”El paciente y sus cuidadores tienen que jugar un papel activo y crucial en el proceso asistencial. Es preciso mejorar sus expectativas, sus competencias y habilidades en salud, promover el autocuidado, la actividad física, un adecuado estilo de vida, la adhesión al tratamiento y el uso apropiado de los recursos”. Doctor Julio Ancochea, Hospital Universitario de La Princesa.Lamentablemente se trata de una enfermedad que, a día de hoy, no es reversible. Pero gracias a la nueva tecnología, siguiendo el tratamiento adecuado y unos hábitos saludables, todo el que la padece puede mejorar notablemente su calidad de vida y evitar que su estado se agrave. Por eso es importante detectarla a tiempo, algo que, sin embargo, no siempre resulta fácil: los síntomas de esta enfermedad se manifiestan lentamente y en un principio pueden llegar a confundirse como señales de enfermedades de menor importancia.

“Muchas personas confunden la disnea y la tos más frecue
5