LA SALUD, UNA RESPONSABILIDAD DE TODOS

72
Young doctor / surgeon showing stethoscope wearing surgeon mask looking at camera. Asian / Caucasian female model.

Cuando enfermamos debemos acudir a un centro asistencial con el propósito de conservar las condiciones vitales, exigimos buena atención y que sea de muy buena calidad, como es natural, pues es nuestra vida o la de nuestros seres queridos la que está en riesgo.

En ese momento, asegurar esas condiciones es responsabilidad exclusiva de un equipo de profesionales y de las instituciones prestadoras de servicios de salud. Pero si hacemos un análisis retrospectivo y evaluamos el por qué me enfermé?, quizá logremos encontrar una diversidad de factores que bien podrían hacernos reflexionar sobre quién realmente es el responsable de nuestra salud.

Ilustremos con un ejemplo: Nuestro hijo llega de su jornada escolar en donde consumió alimentos habituales para su edad y presenta un episodio diarreico agudo que no podemos controlar y nos obliga a consultar al centro de salud.

Detengámonos acá y pensemos; De quién es la responsabilidad de que nuestro hijo haya enfermado? Ahora preguntémonos: El sector educativo establece estrategias pedagógicas respecto a normas higiénicas y nutricionales adecuadas para las instituciones?, Los maestros hacen énfasis en los hábitos saludables de sus alumnos? La infraestructura de las instituciones es adecuada (agua, alcantarillado, baños)?, El sector salud establece actividades de promoción en las instituciones educativas?, Nosotros como padres sabemos las medidas básicas de soporte para la atención inicial de este tipo de eventualidades?, La institución de salud a la cual estamos afiliados nos ha brindado el apoyo en este tipo de capacitaciones?, Lo hemos solicitado?, Nos atendieron adecuadamente en el centro de salud al cual finalmente acudimos?, Fue eficaz esta atención?.

Pues bien, con este pequeño ejemplo, podemos definir que la responsabilidad de nuestra salud no está en manos exclusivamente de los servicios de salud; también intervienen diferentes sectores de la sociedad, nosotros mismos y finalmente el equipo de salud.

Para lograr establecer responsabilidades debemos asociar factores de tipo general también llamados externos (estrato social, ubicación geográfica, situación laboral etc.) y factores específicos (biológicos) que son los directamente causantes de la enfermedad, pues no podemos desconocer que todos por lo general van interrelacionados..

La carta de Ottawa (Canadá) para la promoción de la salud (1986), documento magno que marca el derrotero de estrategias para alcanzar poblaciones sanas, en uno de sus apartes ilustra: Las condiciones y requisitos para la salud son: La paz, la educación, la vivienda, la alimentación, la renta, un ecosistema estable, recursos sostenibles, justicia social y equidad. Cualquier mejora de la salud ha de basarse necesariamente en estos prerrequisitos, pues el sector sanitario no puede por si mismo proporcionar las condiciones previas ni asegurar las perspectivas favorables para la salud.

Este documento ratifica la responsabilidad que tienen los diferentes sectores de la sociedad en nuestra salud, pero es fundamental tomar conciencia del cuidado de esta. La responsabilidad no se la podemos delegar a nadie, las instituciones y profesionales solamente hacen parte de una organización social de apoyo ante estas eventualidades.

Lo que determina realmente nuestra existencia es lograr una verdadera cultura de salud que se inicie desde nuestro hogar y se complemente en las diferentes etapas formativas y de desarrollo a lo largo de nuestras vidas.

En conclusión, debemos aprovechar adecuadamente los programas de promoción y prevención de las instituciones prestadoras de servicios de salud.

ENDULCE SU SALUD.

Para las personas que quieren un estilo de vida saludable, ya está en el mercado de endulzantes una alternativa importante que contribuye a lograr el equilibrio calórico del cuerpo humano por ser productos naturales.

Morena Light e Incauca Light, son dos productos que no contienen edulcolorantes artificiales y que permiten disfrutar del azúcar normal conservando su sabor natural y garantizando su aporte benéfico a la salud corporal.

Además, el refresco en polvo Fitline es el primero en el mercado colombiano con adición de calcio, que ayuda a mantener el ritmo cardíaco normal, facilita el trabajo muscular, ayuda en la prevención de cálculos y regula las hormonas.

5