Complejo de inferioridad

42

Como los sentimientos de culpa son muy dolorosos solemos replegarlos muy al fondo de la mente. Sin embargo, se expresan disfrazados en distintas formas y constituyen una fuente de perturbación en nuestras relaciones personales.

Ciertas personas, por ejemplo, se desazonan muy pronto cuando notan falta de aprecio, aún en quienes poco signifiquen para ellas; la razón es que en lo inconsciente consideran que no se merecen la atención de nadie, y una actitud fría les confirma la sospecha de no ser dignos. Otras están insatisfechas de sí mismas (sin base objetiva) en las más variadas formas, sea en relación con su apariencia, su trabajo o su capacidad en general. Algunas de estas manifestaciones son reconocidas y suelen llamarse vulgarmente <complejo de inferioridad>.”

*M. Klein, en Amor, odio y reparación, 1937 Fuente:  LiteraturaYPsicoanalisis

 

5