La dieta mediterránea ayuda a mantener la juventud genética

80

Según un reciente estudio realizado en la Universidad de Harvard, llevar ese tipo de alimentación -en cuya base se encuentran las frutas y verduras, las legumbres, los cereales, el pescado, el aceite de oliva y el consumo moderado de vino- ayuda a mantener la juventud genética, dado que se asocia con telómeros más largos, un biomarcador de la longevidad.

Simplificando al extremo se podría decir que telómeros más largos podrían ser indicio de más años de vida. Pero ¿qué son los telómeros? “Son estructuras especializadas situadas en los extremos de los cromosomas, cuya función principal es proteger la estabilidad del material genético que contienen. Si imaginás los cordones de unos zapatos, los telómeros serían el equivalente al plástico que los protege de ser degradados”, responde Marta Crous Bou, una de las autoras de la investigación publicada esta semana en The British Medical Journal. “De manera natural -continúa- los telómeros se acortan con la edad. Es un proceso asociado con la división celular, ya que el ADN que forma los telómeros no es replicado de manera completa, de modo que cada nueva célula siempre hereda unos más cortos que su progenitora”. La menor longitud está relacionada con una disminución de la esperanza de vida y a un mayor riesgo de enfermedades vinculadas con el envejecimiento.

La velocidad a la que se acortan esas estructuras depende de muchos cuestiones, que van desde factores genéticos hasta estilos de vida. “Lo que hemos visto en nuestro estudio es que las personas que tienen una dieta más próxima a la dieta mediterránea tienen los telómeros más largos, por lo que la adherencia a dicha dieta puede ser uno de los factores que contribuye al enlentecimiento de la velocidad a la que se acortan”, la bióloga catalana, doctora en Medicina Preventiva y Salud Pública, que actualmente se encuentra en Boston, Estados Unidos, como investigadora de posgrado en la Harvard Medical School

5