‘Lengua electrónica’ para el diagnóstico de cáncer

38

Fuente : Diario Medico

El proyecto de este equipo está integrado en uno más global, que pretende utilizar métodos de detección no invasivo.

Un equipo de la Unidad Mixta en Nanomedicina y Sensores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y el Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital La Fe de Valencia (IIS-La Fe), y del Ciber de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina (Ciber-BBN) ha desarrollado a escala de laboratorio un equipo de lenguas electrónicas que, basadas en electrodos metálicos y a partir de una muestra de orina, permiten detectar de forma rápida y no invasiva el cáncer de próstata y vejiga. Se trata de un sistema de bajo coste y cuya especificidad y sensibilidad en orina supera el de la PSA en sangre, el más utilizado en próstata.

La medida de la lengua electrónica sobre la orina se hace poniendo en contacto el sensor, compuesto por metales nobles y seminobles, con la muestra de orina del paciente. La herramienta está conectada a un potenciostato que aplica diferentes potenciales a los electrodos y, a su vez, recoge las corrientes resultantes para ser analizadas en un ordenador dotado con un programa informático para análisis multivariante.

Según Ramón Martínez Máñez, director del Instituto Interuniversitario de Investigación de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico y director científico del Ciber-BBN, la clave del proceso es que, en una primera fase, la lengua se entrena “con un conjunto de muestras de pacientes y controles para generar un modelo que discrimine entre ambos tipos de muestras”. A partir de ahí, comparando los resultados obtenidos con los del modelo, es capaz de detectar o no el cáncer.

El equipo de la UPV y el IIS evaluó la eficacia de este sistema a partir del análisis de muestras de 97 pacientes antes y después de ser operados (71 con cáncer de próstata y 26 a los que se les había extirpado la próstata). Además, se recogieron muestras de 17 pacientes con hiperplasia benigna de próstata, integrados en el grupo de no cáncer. Este sistema fue capaz de distinguir las muestras de orina no cancerosas de los afectados con una sensibilidad del 91 por ciento y una especificidad del 73 por ciento. “Esta tecnología tiene un gran potencial tanto para el diagnóstico como para el seguimiento de la evolución de los pacientes después de la terapia”, destaca Máñez.

“Las próximas fases del proyecto pasan por hacer un estudio con más muestras para validar que es posible usar métodos simples, como las lenguas electrónicas, para la detección de estos cánceres. Es también fundamental lograr muy buenos valores de sensibilidad y especificidad”, expone José Luis Ruiz-Cerdá, responsable de la Unidad Mixta de Investigación en Nanomedicina y Sensores en el IIS-La Fe, y facultativo del Servicio de Urología del Hospital La Fe. Los investigadores consideran que aún están lejos de una aplicación clínica real, pero “en cualquier caso cuando los estudios realizados hasta el momento se validen, debemos hacer un estudio clínico completo para determinar cuál es la fiabilidad del método”, concluye Ruiz-Cerdá.

5