Preservación de la fertilidad en pacientes oncológicas

61

Numerosas publicaciones describen la tendencia mundial del diagnóstico oncológico a edades más tempranas y la mayor expectativa de vida de las pacientes.

Cuando una mujer joven con diagnóstico oncológico desea descendencia propia deberá ser asesorada adecuadamente.

Desde hace varios años las Técnicas de Reproducción Asistida (TRA), tanto la Fertilización In Vitro (FIV) convencional como la Inyección intracitoplasmática de espermatozoides o Intracytoplasmic Sperm Injection (ICSI) garantizan las mismas tasas de embarazo cuando se realizan con muestras de semen en fresco o criopreservado.

Actualmente, contamos con las mismas consideraciones cuando los ovocitos son criopreservados. Con el advenimiento de la técnica de “vitrificación”, las TRA ofrecen tasas de éxito similares cuando se utilizan ovocitos en fresco o criopreservados.

Si bien la “criopreservación de ovocitos” se ha convertido en la indicación por excelencia  para la preservación de la fertilidad en pacientes oncológicas; contarán con la opción de criopreservar embriones dependiendo de la existencia de pareja o no en el momento del diagnóstico y siendo debidamente informado de las consideraciones éticas y legales del procedimiento.

Las pacientes oncológicas que van a ser sometidas a una estimulación ovárica para criopreservar sus gametas, deberán contar con una reserva ovárica adecuada y de al menos catorce (14)  días previos al comienzo de la quimioterapia.

Entre los recientes avances científicos en el campo de la medicina reproductiva queda establecido que la estimulación ovárica puede iniciarse en cualquier momento del ciclo sexual y que la obtención de diez (10) a doce (12)  ovocitos será la cantidad adecuada para convertir a la criopreservación de óvulos en la mejor de las indicaciones para preservar la fertilidad, incluso ofreciendo más de un ciclo de estimulación ovárica.

El diagnóstico de una reserva ovárica adecuada resulta indispensable para que las pacientes oncológicas puedan preservar su fertilidad. El conteo ecográfico de folículos antrales y el perfil hormonal del eje hipofiso gonadal en fase folicular temprana y el correcto monitoreo ecográfico durante la estimulación ovárica será la llave para el éxito del tratamiento. Los ovocitos para criopreservar serán obtenidos mediante la punción transvaginal ecoguiada bajo sedación anestésica convencional para otras TRA en forma ambulatoria, según la valoración del equipo médico.

Una vez obtenidos, los ovocitos maduros serán vitrificados tras su evaluación en el laboratorio o bien serán inseminados con semen de la pareja para obtener embriones y luego ser criopreservados según la opción terapéutica para la preservación de la fertilidad.

La importancia de la derivación a tiempo de la paciente con deseo genésico y diagnóstico oncológico a un especialista de medicina reproductiva nos permite ofrecer similares tasas de embarazo a las pacientes oncológicas e infértiles que oscilan entre un 55% a un 66% dependiendo del tratamiento reproductivo realizado; convirtiendo a la

“criopreservación de ovocitos” en el Gold Standard para la preservación de la fertilidad.

 

Autora: Dra. Rocio Nuñez Calonge.

5