Riesgo de mala praxis según las especialidades en EE.UU

55

La probabilidad de juicios por mala praxis y el monto de las indemnizaciones a pagar son muy variables según las especialidades. Los comentarios de destacados expertos locales. Fuente :intramed Autor: Dres. Jena AB, Seabury S, Lakdawalla D, Chandra A. N Engl J Med 2011;365:629-36.

Introducción
No hay datos sobre la proporción de médicos que enfrentan demandas por mala praxis, según la especialidad, el monto que deben pagar y la incidencia acumulada de demandas recibidas durante su carrera. Un relevamiento reciente de la American Medical Association (AMA) mostró que el 5% de los médicos que respondieron habían enfrentado una demanda por mala praxis durante el año anterior.

Los autores de este trabajo investigaron las demandas por mala praxis a médicos obtenidas de una gran compañía de seguros. Caracterizaron tres aspectos del riesgo de mala praxis entre los médicos en 25 especialidades: la proporción de médicos que enfrentan una demanda por mala praxis en un determinado año, la proporción de médicos que pagan una indemnización y el monto de esta indemnización. Además, estimaron el riesgo acumulado durante la carrera de enfrentar una demanda por mala praxis para los médicos en especialidades de alto riesgo y de bajo riesgo.

Métodos
Se analizaron los datos de las demandas por mala praxis desde 1991 hasta 2005 de todos los médicos cubiertos al menos durante un año por una gran compañía aseguradora de riesgos profesionales en los EE. UU. (40.916 médicos). Se identificaron 24 especialidades, de cada una de la cuales había por lo menos 200 médicos en la muestra. Los médicos pertenecientes a otras especialidades minoritarias fueron agrupados juntos en “otras especialidades”

A través de todas las especialidades, hubo 233.738 años-médico de cobertura, con una duración promedio de la cobertura de 5,7 años. Las especialidades más frecuentes según los datos de los autores fueron anestesiología, medicina de familia y medicina interna. Los médicos incluidos en el estudio tenían entre 30 y 70 años.

Para estas 25 especialidades, se comunicó la proporción de médicos que sufrieron demandas por mala praxis en un año, la proporción de demandas en las que se pagó indemnización (compensación pagada al demandante) y el monto de las indemnizaciones pagadas. Se estimó también el riesgo acumulado de haber sufrido una demanda alguna vez entre médicos de especialidades de alto riesgo y de bajo riesgo

Por último, se analizaron datos sobre la edad de los médicos a fin de estimar el riesgo acumulado durante la carrera de demandas por mala praxis por lo menos una vez al año al llegar a determinada edad, tanto para las especialidades de alto como de bajo riesgo.

El modelo de los autores supone que la probabilidad de recibir una demanda no se relacionó con la duración de la cobertura y que la probabilidad de recibir una demanda a determinada edad fue independiente de haber sido demandado a edades más tempranas.

Resultados
Cada año durante el período del estudio, el 7,4% de todos los médicos fueron demandados por mala praxis y el 1,6% tuvo una demanda por la que debió pagar indemnización (i.e.,en el 78% de los juicios no hubo que pagar a los demandantes).

Hubo variación significativa entre las especialidades en la probabilidad de enfrentar una demanda, que osciló anualmente desde el 19,1% en neurocirugía, el 18,9% en cirugía torácica y cardiovascular y el 15,3% en cirugía general al 5,2% en medicina de familia, el 3,1% en pediatría y el 2,6% en psiquiatría. Las especialidades en las que fue más probable que los médicos enfrentaran demandas no siempre fueron las especialidades en las que el pago de indemnizaciones fue más frecuente.

El monto medio de las indemnizaciones fue de U$111.749 (entre U$117,832 para dermatología y U$520.923 para pediatría. Se estimó que al llegar a los 65 años, el 75% de los médicos en las especialidades de bajo riesgo y el 99% de los médicos en las especialidades de alto riesgo habían enfrentado un juicio por mala praxis.

La tasa de pagos se puede inferir como la proporción de médicos que debieron pagar dividida por la proporción que fueron demandados.

No hubo relación entre la proporción de médicos demandados según especialidad y la tasa de pagos. Por ejemplo, la ginecología estuvo en el 12º lugar en la proporción anual de médicos demandados, pero tuvo la tasa de pagos más alta (>38%).

Las diferencias en los juicios totales y en los juicios con pago de indemnización fueron estables en el tiempo entre las especialidades de alto y de bajo riesgo.

A través de las especialidades, la media de la indemnización a pagar fue de U$274.887. Las especialidades con mayor probabilidad de enfrentar demandas a menudo no fueron aquellas con los montos más altos de indemnizaciones. Por ejemplo, la indemnización media que debieron pagar los neurocirujanos (U$344.811) fue inferior a la de los anátomopatólogos (U$383.509) o la de los pediatras (U$520.924), aunque los neurocirujanos tuvieron más probabilidades de enfrentar demandas en un año. La relación estimada entre la proporción de médicos con una demanda y el pago promedio fue 0,13 (P = 0,52). La relación entre la proporción de médicos que debieron pagar indemnización y el monto promedio de ésta fue similar y no significativa. Esto sugiere que los factores que inclinan hacia la probabilidad de un juicio son en gran parte independientes de los factores que deciden el monto de los pagos.

Las indemnizaciones atípicas, es decir las que sobrepasaron $1 millón, fueron infrecuentes. Superaron esta suma 66 indemnizaciones (menos del 1% de todas las indemnizaciones). Obstetricia y ginecología fueron las especialidades donde se pidieron las indemnizaciones más importantes, seguidas por anatomía patológica, anestesiología y pediatría.

La proporción proyectada de médicos que enfrentaron una demanda por mala praxis al llegar a los 65 años fue alta entre los médicos en especialidades de bajo riesgo. Según las proyecciones, el 36% enfrentarían su primera demanda antes de los 45 años, en relación con el 88% de los médicos en especialidades de alto riesgo. Según las proyecciones, al llegar a los 65 años, el 75% de los médicos en especialidades de bajo riesgo y el 99% de aquellos en especialidades de alto riesgo habrían enfrentado un juicio. Aproximadamente el 5% de los médicos en especialidades de bajo riesgo y el 33% en especialidades de alto riesgo, según las proyecciones, habrían pagado su primer indemnización al llegar a los 45 años. Al llegar a los 65 años, los riesgos habían aumentado al 19% y al 71%, respectivamente.

También se calcularon las proyecciones específicas según la especialidad del riesgo de mala praxis durante la carrera. Alrededor del 55% de los médicos en medicina interna y sus subespecialidades enfrentarían un juicio por mala praxis antes de los 45 años y el 89% antes de los 65 años. En cambio, el 80% de los profesionales en especialidades quirúrgicas y el 74% de los obstetras y ginecólogos enfrentarían, según las proyecciones, un juicio antes de los 45 años.

Discusión y conclusiones
Los autores estudiaron las demandas recibidas por médicos afiliados a una compañía de seguros contra la mala praxis. Hallaron considerable variabilidad entre las especialidades con respecto a las demandas. Las especialidades en las que mayor proporción de médicos fueron demandados no fueron necesariamente aquellas mejor pagas. Los obstetras y los cirujanos generales enfrentaron demandas con mucha mayor frecuencia que los pediatras y los anatomopatólogos. Las mismas características se observaron en un análisis realizado en todos los EE. UU. más de dos décadas atrás.

Para muchas especialidades de alto riesgo, las estimaciones de los autores de este trabajo sobre las tasas anuales de juicios por mala praxis son similares a las de un relevamiento reciente de médicos efectuado por la AMA.

Para varias especialidades de bajo riesgo, sin embargo, los datos hallados sugieren que la proporción de médicos que enfrentan demandas es mayor que la informada por el relevamiento de la AMA.

Este estudio reveló un aspecto importante de la responsabilidad legal por mala praxis: la alta probabilidad de demandas que no terminan en el pago al demandante. Las tasas anuales de demandas que llevaron al pago de indemnizaciones oscilaron entre el 1% al 5% según las especialidades, mientras que las tasas para todas la demandas fueron del 5%-22%. Las proyecciones de los autores sugieren que casi todos los médicos en las especialidades de alto riesgo enfrentarán al menos una demanda durante su carrera, pero una minoría considerable no tendrá que pagar indemnización.

Estos resultados quizás señalan porqué todos los médicos se preocupan por la mala praxis, así como la intensa presión para practicar medicina defensiva.

Aunque estas tasas anuales de demandas a pagar son bajas, los riesgos anuales y los riesgos para la carrera de cualquier demanda por mala praxis son altos, lo que sugiere que sólo el riesgo de ser demandado puede crear temor tangible entre los médicos.

El riesgo percibido de mala praxis entre los médicos quizás se reduce a tres factores: el riesgo de una demanda, la probabilidad de una demanda que obligue a pagar indemnización y el monto del pago. Los médicos se pueden asegurar contra los pagos por indemnizaciones a través del seguro por mala praxis, pero no se pueden asegurar contra los costos indirectos de un juicio, como el tiempo, el estrés, el trabajo agregado y el daño a su reputación.

Un estudio de Harvard sugirió que casi el 40% de las demandas no se asociaron con errores médicos y que aunque un porcentaje bajo de esas demandas obligó al pago de indemnizaciones (28%, en relación con el 73% para las demandas con errores médicos comprobados), fueron responsables del 16% de los costos por responsabilidad legal en el sistema.

En conclusión, hay variaciones considerables en la probabilidad de juicios por mala praxis y en el monto de las indemnizaciones a pagar según las especialidades. El riesgo acumulado de enfrentar una demanda por mala praxis es grande en todas las especialidades, aunque la mayoría de las demandas no obligan al pago de indemnizaciones a los demandantes.

5