Tendencia: la quiropraxia se afianza en el país

18

El estrés, el sedentarismo y los nuevos hábitos favorecen los problemas vinculados a una mala alineación de la columna. Los quiroprácticos ofrecen un abordaje novedoso y muy eficaz a la hora de prevenir y cuidar la salud.

Una columna correctamente alineada, sin subluxaciones vertebrales, es fundamental para que haya una excelente comunicación en el sistema nervioso central, que controla y coordina el funcionamiento de todo el cuerpo. Cuando hay alguna “interferencia”, se genera un mal funcionamiento de un órgano, tejido o célula, lo que provoca síntomas que afectan al 90% de los seres humanos. Los más comunes son cansancio, dolores en general, mareos, vértigo y otras enfermedades o problemas en “rincones” del cuerpo que, a priori, jamás los relacionamos con la correcta alineación de la columna.

La quiropraxia en el país, se ha incrementado en los últimos años, el número de profesionales que deciden especializarse en esta profesión y también el número de personas que toman conocimiento, prueban y eligen chequear con regularidad su columna como forma de prevención, mantenimiento y cuidar la salud integral.

La principal inquietud que traen los pacientes es la búsqueda de un cuidado integral y preventivo de la salud: la demanda tiene que ver con la necesidad de un mayor bienestar emocional y físico a partir de una correcta alineación de la columna vertebral, pilar de la práctica de la quiropraxia.

Actualmente, se atienden en la clínica un promedio de 1500 personas por mes, de las cuales el 80% consulta por dolores de cabeza, molestias en el ciático, la espalda o hernias de disco. Este suele ser el primer acercamiento que tienen con la quiropraxia. Luego, al tomar contacto con la profesión y sus múltiples beneficios para la salud, la adoptan como un cuidado permanente.

Los quiroprácticos en Argentina tienen dos desafíos para desarrollar esta actividad: el primero es oficializar la carrera de quiropráctico porque actualmente solo existe en la Argentina el postgrado y los que desean ser doctores o licenciados en quiropraxia deben estudiar en el exterior. El segundo es concientizar a la gente sobre la importancia de cuidar la salud desde un enfoque vitalista, desde el día en que nacemos en adelante. Para la quiropraxia la clave está en buscar la causa de la mayoría de los problemas de salud y no quedarnos en soluciones facilistas que pueden ocultar la verdadera razón de la consulta.

 REVERTIR MALAS POSTURAS EN LA NIÑEZ

Muchos de los problemas espinales presentes en la vida adulta fueron desarrollados durante la infancia o adolescencia. La niñez es una etapa de cambios y de aprendizaje motor, y es ahí cuando debe procurarse la correcta alineación de la columna.

Los niños sufren todo tipo de tensiones a nivel vertebral al igual que los adultos o quizás en mayor medida. Sin embargo al ser más maleables su capacidad para hacerle frente es mayor.

A medida que el niño comienza a participar en las actividades regulares de la infancia, como patinar, jugar al fútbol o andar en bicicleta, y sufre traumas practicándolas, dará lugar a dichas desalineaciones (subluxaciones). Si no se les presta atención, los daños que tienen lugar en esta etapa de rápido crecimiento pueden convertirse en problemas más serios en el futuro. Traumas leves a lo largo de la infancia afectarán el futuro desarrollo de la columna y conducirán a un deterioro de las funciones del sistema nervioso.

Cualquier interferencia en el sistema nervioso afectará adversamente la capacidad del cuerpo de funcionar al máximo.

El ajuste quiropráctico es importante para mantener y mejorar la salud de los niños

Los niños deberían ser examinados por un quiropráctico ya al nacer, debido a los efectos de los daños potenciales existentes en el proceso del parto. Incluso los alumbramientos más naturales son de alguna manera traumáticos para el niño y tienen “daños ocultos”.

El cuidado quiropráctico para los niños es seguro, suave y efectivo. Aumenta el potencial innato del cuerpo de vivir en bienestar.

Los beneficios de la técnica Quiropraxia

La quiropraxia ayuda a garantizar que las complejas vías de comunicación entre el cerebro y el cuerpo (nervios) estén libres de interferencias. En el transcurso del embarazo, parto e infancia, el estilo de vida quiropráctico ofrece elecciones y beneficios para que el niño goce de una mayor salud y bienestar.

Entre sus beneficios se incluyen:

* Mejoría en el patrón del sueño

* Mejoría en el comportamiento y actitud

* Mejoría en la función del sistema inmunológico

* Desarrollo y crecimiento sanos

* Más relajación

* Recuperación más rápida de enfermedades existentes

 

Marcelo Barroso Griffiths (Matrícula 9784)
Quiropráctico AQA
http://www.vertebralle.com
5