SÍNDROME CLÍNICO JUDICIAL

50

En 1993 el grupo de la Asociación Médica Argentina, liderado por el Profesor Doctor Elías Hurtado Hoyo crean el término “Síndrome Clínico Judicial” (SCJ), para describir un cuadro definido como “todas las alteraciones que modifican el estado de salud de un individuo que se ve sometido a una situación procesal desde un inicio (citación, demanda), durante sus distintas etapas (conciliación, mediación, juicio, sentencia) y/o después de haber concluido. Engloba a todas las alteraciones físicas, psíquicas y morales que se pueden producir”.

El factor desencadenante es la demanda judicial. Desde el inicio de la misma genera en el médico angustia e incertidumbre que van en aumento a medida que se desarrolla el proceso. La sorpresa ante el reclamo va acompañado por el miedo que produce el duro e inentendible léxico judicial, que usa comúnmente palabras como homicidio culposo -que paralizan al médico-, por la sencilla razón de que lo último en que se debería pensar existe en la intención de quien oficia el arte de curar, es en el hecho de matar aunque sea sin quererlo, pues esto es lo que significa “culposo”, es decir, sin la voluntad de hacerlo. Pero que de todos modos es un “homicidio”.

La causa judicial no es solo la palabra escrita u oral, sino todo lo relacionado al proceso que el médico no comprende y que no solo afecta al médico que lo padece, sino también a su núcleo familiar. Es por ello que el médico sueña –en su conciencia de que es inocente- en que todo termine cuanto antes, que finalice el stress a que es sometido en cada momento de su vida. Incluso aún sabiéndose inocente se resigna a pagar, aunque sepa en su conciencia de que todo se trata de un error, cuando no de una infamia de quien o quienes no quieren sino sacarle dinero.

Constituyen factores agravantes, pacientes o familias conflictivas, propaganda que incita a los juicios en el propio medio laboral, no documentar todo en la historia clínica, pérdida de la confidencialidad de los registros médicos, la alta publicidad que se da en los medios de comunicación a episodios que recién se inician y que distan de tener sentencia judicial firme.

La prevención para evitar la factible instauración del SCJ se basa desde el punto de vista preventivo formal y práctico en la correcta atención médica de acuerdo al juramento Hipocrático; en la buena relación médico-paciente y en una pormenorizada historia clínica. El otro elemento es el consentimiento informado, que debe ser un consentimiento con una detallada y clara información previa. Los juicios por mala praxis se reducirán, mejorando la gestión del riesgo y la formación de los médicos, con programas obligatorios de calidad en los establecimientos médicos.

5